Cómo utilizar correctamente el blog de tu eCommerce para vender más

Un blog dentro de tu tienda digital puede ayudarte a generar un montón de ventas que de otra manera no tendrías.

Esta es una conclusión que la mayoría de quienes tienen un ecommerce dan por cierta. El problema es que si el blog está mal enfocado, puede ser un terrible desperdicio de tiempo y dinero.

En este artículo voy a mostrarte algunos lineamientos generales que deberías seguir para que esa inversión en crear contenidos propios sea altamente rentable.

____

Tomarlo en serio

Muchas veces me encuentro con tiendas digitales que tienen blogs abandonados, con un par de artículos escritos hace años. No solo no suman en absoluto, sino que le restan seriedad al emprendimiento.

Si no te vas a tomar en serio el blog de tu ecommerce, te recomiendo que directamente no lo tengas.

Tomarlo en serio no implica contratar a un empleado full time únicamente para este proposito.

Lo que se trata es de fijar objetivos a mediano y largo plazo, y buscar alcanzarlos mediante la publicación constante y consciente de contenidos que te acerquen a esas metas

Tener un calendario editorial desde el primer momento es una excelente decisión para organizar la vida del blog.

No escribir sobre tus productos

La primera tentación es utilizar el blog para escribir largas descripciones y manuales de uso de los productos que vendemos en la tienda digital. Grave error.

Supongamos que tenés un ecommerce de accesorios para perros. Tu producto estrella es el collar antiladridos XT23.

Un ejemplo incorrecto de artículo sería “Cómo funciona el collar antiladridos XT23: todas sus ventajas”. Ese artículo apunta a explicar los beneficios del collar y por qué alguien que tiene un perro debería comprarlo. Esa información debería estar directamente en la ficha del producto.

Esto genera algo que en el SEO (Posicionamiento en Google) llamamos canibalización de palabras clave: Google no ‘entiende’ cuál página (la ficha del producto o la entrada del blog) es la más relevante para la búsqueda “collar antiladridos XT23”, y por tanto se ‘comen entre sí’.

Cuando alguien googlea el nombre de un producto que vendés o cuando querés mostrar las características del mismo, tenés que lograr que el potencial comprador llegue a la ficha del producto, desde donde lo puede comprar.

Hablarle al mercado de potenciales compradores

Entonces, ¿sobre qué deben ser los artículos?

Lo que hay que buscar es hablarle a quien se puede transformar en un comprador ( en nuestro ejemplo dueños de perros), aportándole gratis valor: resolverle sus problemas e inquietudes.

De esa forma, llegarás a una audiencia nueva, por fuera de quienes ya querían comprar los productos que vendés. A esa audiencia la ayudás con sus problemas o inquietudes, generando confianza en el sector.

La confianza es un activo que se construye con el tiempo, no de un día para el otro. Pero si lográs crear una comunidad alrededor del blog de tu tienda, un punto de referencia sobre tu temática, después va a ser mucho más sencillo venderle a los visitantes tus productos, que sabés que necesitan porque -como dijimos antes- son dueños de perros.

El principal objetivo es capturar leads

Todo parece muy lindo en la teoría, pero es posible que suceda lo siguiente:

Alguien busca en Google “cuál es el mejor alimento para perros“, y encuentra un completo artículo de tu blog donde explicás exactamente lo que esa persona estaba esperando.

El visitante se va contento del sitio, sin realizar ninguna compra…

Falta un paso intermedio.

Lo que necesitás es la forma de contactarte en un futuro con ese visitante, para poder decirle (palabras más, palabras menos): “¡Hey! Yo sé que tenés un perro porque buscaste sobre alimento balanceado. Te habrás dado cuenta que soy experto en el tema porque quedaste satisfecho con nuestro artículo. Tenemos este producto ideal para vos. ¿Te interesa comprarlo?“.

Por eso el principal objetivo del blog es que el visitante, antes de irse, te entregue su dirección de correo electrónica. De esa forma, más adelante vas a poder contactarte con él.

Para pedirle el mail hay muchas maneras, obviamente algunas son más efectivas que otras. Podés ofrecerle a cambio enviarle los nuevos artículos, que se descargue un ebook relacionado con el sector, o que le vas a enviar información exclusiva que sea de su interés.

La tasa de conversión de captura de leads (visitantes que dejan su mail dividido la cantidad de visitas) será más alta según qué tan buena sea la información de tu blog, y qué tanto deseen tus visitantes lo que les entregues a cambio de su mail (lo cual se llama lead magnet, y hay mucho escrito al respecto).

Obviamente luego de construir esta lista de potenciales interesados se los puede spamear escribiéndoles todos los días, consiguiendo que te odien y no venderles nada. O por el contrario, hacer una inteligente campaña de mail marketing para transformarlos en compradores. Pero eso escapa al tema de este artículo.

Espero que esta serie de criterios te ayude a orientar el blog de tu ecommerce en la dirección correcta, y que repercuta en resultados reales.

Un comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *